Ritual para Atraer el Amor con un Simple Cordel

 In Corazón

Según una leyenda japonesa, hay determinadas personas que están destinadas a conocerse. Esas personas se encuentran conectadas mediante un hilo rojo que nunca desaparece y que permanece en el tiempo, en el espacio y en la distancia entre ellas.

Esta leyenda surge cuando se descubre que la arteria lunar conecta el corazón con el dedo meñique, por lo que se empezó a decir que los hilos rojos del destino unían los meñiques con los corazones, simbolizando así, el interés compartido y la unión de los sentimientos.

 

1. El amor no duele (ni es drama constante). El auténtico amor, crea

 

A veces el amor es difícil de encontrar y, desde siempre, nos lo han mostrado como un sentimiento doloroso, que implica tristeza y sufrimiento. Pero no siempre tiene que ser así. Tampoco deberías cerrarte las puertas del amor una vez que te han hecho daño. Siempre puedes volver a creer que algo bueno está por llegar. Cuando vuelvas a encontrar el amor, quizás no sea perfecto, pero sí será bonito volver a sentir esa ilusión.

Las relaciones no son realmente complicadas. Cuando encuentras a la persona adecuada todo fluye y se hace más fácil y en ese caso el amor no duele, sino que crea. El amor verdadero no es sufrimiento tras sufrimiento, no hay dramas a diario.

 

2. Nunca dejes de creer en él y ten la fortaleza de empezar de nuevo siempre que sea necesario

 

No te canses de confiar, de creer en el amor y de ilusionarte. No pienses en que te hayan hecho daño o que no hayas encontrado a la persona adecuada, ten la capacidad de abrir el corazón y sigue confiando en quien de verdad te demuestre que se lo merezca.

Espero que vivas una vida de la que te sientas orgullosa;
pero si ves que no es así, espero que tengas la fortaleza para empezar de nuevo”.

Le escribía Benjamin Button a su hija.

Puede que tú, que estás leyendo este post, hayas sufrido por amor; pero, no eres el único o la única. No debes valorar ese daño como algo malo, sino como algo que te ha ayudado a ser mejor como persona, a experimentar y a sacar lo mejor de esa experiencia aunque no hayas encontrado a la persona correcta. Aunque tengas algún periodo de tu vida en el que no estés abierto al amor, al final, acabarás abriendo tu corazón de nuevo si crees en el amor. Porque sí, en el fondo todos creemos en el amor.

 

3. Lo esencial es invisible a los ojos

 

 

Sólo con el corazón se puede ver bien, Lo esencial es invisible a los ojos”.

–  El Principito.

Al final lo de fuera no deja de ser una cáscara. Y sí, claro está que lo primero que vemos de una persona es el físico, eso puede atraernos pero al final solo queda lo que hay dentro.

Con ciertas personas estamos conectados de una forma especial.  Se crea una conexión invisible a los ojos que produce momentos de absoluta magia con esa persona. Puedes conocer a alguien y sentir atracción, pero al final lo que crea esa conexión pura que te hace querer estar con él o ella es su alma.

Tú eres algo más grande que esa cáscara y la persona que estás destinado a conocer, también lo es. Valora lo esencial, al final es lo que te quedará de esa persona. Lo exterior no es real.

 

4. Cada fracaso en el amor te hace más experto

 

Busca, busca mucho, no estés con la primera persona que se cruce en tu vida, podrías estar perdiéndote muchas cosas extraordinarias. Date la oportunidad de conocer a personas para poder valorar qué buscas y que te gusta.

Nunca creas que el amor es como lo has conocido porque siempre puede mejorar. De los errores se aprende y siempre podrás ir a mejor. El lado positivo es que cada vez serás más experto en el amor.

 

5. Nunca pierdes a alguien que quisiste

 

Las personas que quisimos no se van. Cambian de lugar. Recuérdalas con una sonrisa, aunque a priori pueda parecer difícil. Como las ves dice más de ti que de ellos. Si la relación ya ha llegado a su fin, es mejor no acabar las cosas en drama y recordar a esa persona valorando las cosas buenas y los momentos que viviste con ella. De algún modo forma parte de ti y tú de ella, y no querer olvidarla es lo que te hace grande. Habla bien de esa relación, pues hablas más de ti cuando hablas de él o de ella, que de ti.

 

6. No tengas miedo a sentir

 

El enamorarse es como la magia, debes creer que es posible para que suceda. Aunque al principio pueda darte miedo sentir algo porque crees que es más grande que tú, siéntete feliz de que esté sucediendo algo en tu vida. Y es que, un poco de descontrol, siempre que sea sano, es lo que te da la vida. Para que eso pase debes estar atento y con el corazón abierto.

La única forma de enamorar a alguien es siendo verdaderamente tú. Ese momento en el que has conocido a alguien especial y sabes que estas empezando a sentir algo es maravilloso. Comparte ese momento cuando estés con esa persona y no pienses en nada más, céntrate en él o en ella, míralo o mírala a los ojos y no tengas miedo a que por un momento se te escape todo de control.

 

Debes permanecer con el corazón abierto, no solo para encontrar al amor de tu vida, sino también para hacer que en tus días todo valga la pena. Empieza a construir una vida extraordinaria accediendo aquí a una clase totalmente gratuita para ti. Tienes una lección de regalo que podréis disfrutar solo un determinado cupo de personas porque estará disponible durante un tiempo limitado. Si este tema te ha parecido interesante y quieres continuar aprendiendo y mejorando aspectos de tu vida asegúrate de no perderte esta clase haciendo click aquí.

Recommended Posts
Comments
  • Agueda
    Responder

    Agradezco enormemente tus palabras me levantan el ánimo acabo de pasar por un rompimiento y me das esperanzas sé que todo estará bien y para adelante porque no hay de otra

Leave a Comment