Quererse a uno mismo como principio para ser feliz

 In Ingrediente Secreto

Muchas personas aún no se han dado cuenta de la importancia de amarse a uno mismo. No se trata de prepotencia, egocentrismo o egoísmo, sino más bien de conseguir un equilibrio emocional en el que nos sintamos a gusto con nosotros mismos. Tú eres el protagonista de tu vida y en ti está el poder de ser feliz.

“Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo” – Charles Chaplin

A continuación tienes los secretos para quererse a uno mismo como principio para ser feliz.

 

1. Conócete

 

¿Qué hay en tu interior? ¿Te lo has preguntado alguna vez? El primer paso para quererse a uno mismo se basa en conocernos interiormente. Un proceso de autoconocimiento para comprender que es lo que necesitamos en nuestra vida, qué deseamos y qué tenemos en nuestro interior para alcanzar la felicidad.

Dicho proceso de autoconocimiento nos tiene que conducir a convertirnos en nuestra prioridad. Y, principalmente, lo que tenemos que hacer es ser honestos con nosotros mismos y ser conscientes de que todo cambio en nuestra vida depende únicamente de nosotros. Mira en tu interior y redescubre que hay dentro de ti, miedos, complejos, alguna frustración, un trauma, ciertas inseguridades quizás. No rechaces todas estas cosas que encuentres, simplemente acéptalas y emprende el camino para superarlas y encontrarte verdaderamente a gusto contigo mismo.

El siguiente paso sería empezar a valorarte más y trabajar en tu mejor versión. Busca cuáles son tus habilidades, cualidades o fortalezas y, aunque sea difícil, desarróllalas al máximo. Una vez que ya sabemos cómo somos y lo que podemos potenciar de nosotros, el siguiente paso es, saber hacia dónde quieres dirigir tu vida liderándote a ti mismo.

 

2. Entiende que el amor propio es básico y necesario

 

Debemos aprender a ser felices por nosotros mismos, ese será el principio de nuestra independencia emocional, el no depender de nadie más para sentirnos completos. Esto quizás sea lo más difícil, ya que socialmente el hecho de amarse a uno mismo puede estar catalogado como un acto de narcisismo, especialmente si reúnes las cualidades de un individuo narcisista (admiración excesiva por tus cualidades y por tu aspecto físico).

Por eso mismo, la gran mayoría de personas se limita a dejar que los demás les amen antes de ser prejuzgados. Y, posiblemente no se dan cuenta de que el amor propio es básico y necesario en nuestra vida. Todos debemos, en definitiva, tenernos en estima y considerar que los demás nos quieran así como somos, sin intentar cambiarnos.

 

3. Aprende a amar de una forma sana a los demás

 

Oscar Wilde escribió: “amarse a uno mismo, es el inicio de un romance que dura toda la vida”. El amor de tu vida debes ser primero tú y después tendrás las capacidades para amar a otra persona de una forma sana. El amor hay que trabajarlo, empieza a quererte bien.

Cada persona es diferente, con millones de defectos y otras tantas virtudes, pero todas se merecen a alguien que las quiera bien. Antes de que eso ocurra, tendrás que encontrar la forma de amarte a ti mismo para ser feliz y poder amar a alguien más.

El peligro que tiene amar a alguien si no te quieres a ti mismo es no tener una relación sana, donde puedes llegar a ser una persona con mucha falta de confianza, alguien que se compara mucho con los demás, que no se respeta, que no se valora, que tiende a la dependencia emocional, que acepta malos comportamientos de la otra persona por miedo a perderla, y un largo etc. Cuando alguien no se quiere a si mismo se convierte en una persona vulnerable cuyas relaciones sentimentales se convierten en sufrimiento.

 

4. Respétate y respeta a los demás

 

El amarse a uno mismo es saber encontrar qué es lo que necesitas para ser feliz desde el respeto a ti mismo y a los demás. Encuentra un equilibrio en el que no te pongas por encima de otra persona pero que tampoco te infravalores y te sientas menos que nadie.

Si tú no te respetas a ti mismo el resto te pasará por encima, y esto no se trata de ver quién es el más fuerte, sino de respeto. Una gran forma de respeto a ti mismo es decir no cuando sea necesario, sin herir a nadie y siendo 100% honesto contigo. Sólo así tendrás una autoestima alta y eso te hará estar bien, sentir mayor seguridad y ser feliz.

 

5. Analiza tus debilidades y tus virtudes

 

Uno de los pasos hacia el camino de quererse a uno mismo es aprender a valorar tus virtudes y aceptar tus debilidades. Esto permite la absoluta aceptación de uno mismo y, como consiguiente, la capacidad de amarnos.

Si quieres puedes hacer un pequeño ejercicio en el que tengas presente qué es aquello que quieres mejorar de ti, cuál es tu mayor virtud y qué es eso que tienes tú que no tengas los demás y que te haga diferente. Con esto pondrás de manifiesto cómo eres y sabrás analizar mejor cuáles son tus debilidades y tus virtudes para darle mayor valor a eso que te hace ser especial y aprender a mejorar.

 

6. Ríete de ti mismo

 

Fotografía: Bagan Fotografía

Uno de los hábitos más sanos que toda persona debe adquirir es aprender a reírse de sí misma. Con el simple hecho de reír, ya te estás enfrentando a la vida de una forma distinta y mucho más optimista. Ríete de tus defectos, de tus manías, de tus meteduras de pata…  No intentes ser perfecto, nadie lo es, y esa es precisamente la magia del ser humano. Permítete equivocarte y deja de autoexigirte tanto. Verás cómo de esta forma empiezas a quererte más y mejor.

 

7. Tú eres único e inigualable

 

Obsérvate, cada detalle que hay en ti es único, ni mejor ni peor, es especial. Nadie es igual que tú, solo podría asemejarse a ti, pero nunca ser igual a ti, por eso eres único e inigualable en el mundo. Cuando sientas que eres especial, los demás también lo verán. Quiérete y acéptate tal y como eres, con tus virtudes, tus defectos y tus detalles inigualables.

 

8. Pasa tiempo en soledad

 

Piensa por un momento ¿qué es lo último que has hecho para amarte? Quizás dedicar de vez en cuando un tiempo para estar solo te permita buscar en tu interior las cosas que te hacen feliz, aquello que necesitas en tu vida, los sueños que quieres alcanzar, lo que te gusta de ti, las cosas que quieres mejorar o simplemente pensar en ti. A veces no conectar con nuestro interior es lo único que nos aleja de la felicidad plena.

 

9. Cree en ti

 

Si después de todos los puntos anteriores, aún te cuesta creer en ti, ahora es el momento para empezar a hacerlo. Si tú mismo no crees en ti nadie podrá hacerlo. Tú tienes que ser tu primer impulso de confianza.

Haz un ejercicio de memoria y piensa en las cosas que has hecho en tu vida de las que te sientas orgulloso y mira a dónde has llegado, sin importar cuánto tiempo hayas empleado. Desde este momento y en adelante tienes la oportunidad de seguir soñando y alcanzando nuevas metas. Lo único que necesitas es confianza en ti mismo y fortaleza para conseguir todo lo que te propongas en la vida.

 

Si quieres empezar a quererte a ti mismo puedes empezar aquí con una clase completamente gratuita con la que puedes iniciar tu desarrollo personal. Estará disponible solo por tiempo limitado y para un determinado número de alumnos. No te quedes sin ella pinchando aquí.

Recommended Posts

Leave a Comment