Formar un equipo, la clave del éxito en una relación de pareja

 In Corazón

Cuál es la clave del éxito en una relación de pareja es algo que mucha gente se pregunta. Ésta no es otra que formar un equipo. Y es que la relación de pareja debería ser siempre un equipo, algo que se mueva en la misma dirección y donde exista el apoyo y respeto constantes. 

En este post vamos a hablar de los pilares sobre los que se debe construir una relación de pareja sana y estable. Si quieres conocer la clave del éxito en una relación de pareja, sigue leyendo.

Construye Tu Equipo 

La relación de pareja tiene que ser un equipo, una unión fundamentada en el apoyo constante y en querer los dos lo mismo. Solo así la dirección de la relación irá siempre con viento a favor. Si vas a construir algo grande, ya sea un proyecto profesional o incluso una familia, asegúrate de que la persona que tienes al lado es una columna. Una columna que al igual que tú aguanta el proyecto, que es una columna fuerte, que no te fallará, que entiende tu trabajo, tu filosofía de vida, que te apoya, que valora tus objetivos, que te respeta y que te potencia.

Mentalidad de crecimiento de Carol S. Dweck

Según Carol S. Dweck autora del libro Mindset La actitud del éxito existen dos tipos de mentalidades, una fija y otra de crecimiento. En la mentalidad fija el individuo piensa que uno es como es y punto y si se tiene éxito se tiene y si no, no. En la mentalidad de crecimiento, la persona entiende el potencial crecimiento que puedes tener y que si no tienes éxito podemos aprender y trabajar en cómo tenerlo.

Si tienes una mentalidad de crecimiento y estás en una relación con alguien de mentalidad fija puede que estés subcomunicando a la otra persona que tu éxito es su fracaso. Puede que tu éxito signifique para la otra persona frustración. 

Juntos tenéis que crecer, no intentar ser uno mejor que otro en una competición constante. El crecimiento del otro no tiene que resultar un fracaso, sino más bien un avance, un progreso en el enriquecimiento de la pareja. 

Asegúrate de que la otra persona no sea un peso. Puede que no solo no sea una columna, sino que además sea un peso que tú tienes que aguantar. Esa persona no puede suponer un impedimento a tus objetivos o a tus metas. Tener pareja no puede condicionar las metas o los objetivos que tengas. Por otra parte, tú también debes ser un apoyo para esa persona. Admira que esa persona especial que tienes a tu lado tenga metas y sueños. Es muy importante. 

Lo que debes buscar para Tu Imperio

Un rey busca a su reina, y al contrario, pero sobre todo buscamos a alguien que entienda nuestros objetivos y sueños en la vida; en definitiva, nuestro imperio. Buscamos a alguien que traiga poder a nuestro imperio. No queremos a nadie que lo dinamite. Ambos tenéis que ser parte de ese equipo. 

“Reunirse es un comienzo. Mantenerse juntos es progreso. Trabajar juntos es el éxito.” –Henry Ford.

Cuando formas parte de una buena relación, esa que no es para nada una relación de pareja tóxica sientes que formas un equipo con esa persona. Cuando esto sucede, no desperdiciáis el tiempo, estáis luchando y apoyando los sueños del otro. Ambos tenéis objetivos grandes en la vida y ponéis vuestras energías de pareja en pro de construir. Os centráis siempre en lo positivo del otro y no en lo negativo. Os alejáis del drama en vuestra relación, habláis sobre las cosas que no os gustan, os comunicáis para mejorar. Eso es evolución y creación de una relación sólida. 

Porque no podemos pretender ser iguales en todo, pero sí que podemos trabajar juntos formando un buen equipo. Al fin y al cabo, lo importante no es ser iguales, sino querer ir por el mismo camino. Los miembros de una pareja deben complementarse, no completarse. No necesitas a otra persona para sentir que eres un ser completo. Hay personas que tratan de buscar a una pareja que sea iguales a ellos, pero realmente lo importante es saber trabajar juntos como un buen equipo. Obviamente, cuando formas una pareja no puedes coincidir al 100% en todo. Por eso es tan importante el respeto, el saber llegar a acuerdos mutuos que nos permitan aprender el uno del otro y crecer como pareja.

Es cierto que cuando trabajas en tu desarrollo personal, cuando te formas para ser mejor, también te vuelves más exigente con las personas de tu entorno. Pero debes entender que no todo el mundo es perfecto. La persona que tienes al lado puede tener fallos. Ten ese punto de empatía, trata de entender el mundo de la otra persona. Porque, ante todo debes dejar a la otra persona libertad y darle la oportunidad de ser ella misma. 

No dejes que nadie venga a tu vida a destruirla. Tu vida tiene un gran valor y si viene alguien a ella que sea para mejorarla. Ese debe ser tu planteamiento clave para una relación. Es tu responsabilidad como rey o reina de tu reino que no dejes entrar a quien no entienda esto. 

Pilares de una pareja feliz que trabaja en equipo

Trabajar en equipo es una de las condiciones que hace que una pareja perdure en el tiempo. Tener diferentes metas o no saber solucionar problemas de pareja son causas que provocan rupturas sentimentales. Sin embargo, el trabajo en equipo, el remar codo a codo con tu pareja es un hábito muy saludable que transforma completamente a una pareja “normal” en una pareja de buena salud y estabilidad. Más allá de los años en que se mantiene ese vínculo está la calidad de este. 

Comunicación. La comunicación es sin duda algo fundamental en una pareja. Es el canal mediante el cual la pareja resolverá sus diferencias y crecerá tomando decisiones que sean adecuadas para ambos.  

Respeto. Respetar el espacio personal, o lo que es lo mismo, favorecer el crecimiento del otro, es otro de los pilares para construir una relación de pareja de éxito. Estar en una relación nunca debe suponer dejar de ser uno mismo. Debes hacerle saber a tu pareja, quién eres, cuales son tus opiniones, ideologías, gustos, valores individuales, etc. Al fin y al cabo, la pareja debe ser un proyecto en común, pero al mismo tiempo, sentirse libre para perseguir las metas que tenemos.

Libertad. La mayoría de la gente piensa que estar en pareja es esa situación en la que se pierde la libertad, la independencia y en algunos casos hasta la propia personalidad. Esta creencia es errónea y no tiene en cuenta el objetivo fundamental de una pareja, ser un equipo.

Confianza. Tu pareja tiene que ser esa persona a la que no tengas miedo a contarle tus metas y al mismo tiempo, aquella en la que encuentres un apoyo incondicional. Del mismo modo, es importante que escuches a tu pareja y así conozcas los objetivos que tienes en común con ella. 

Proyectos compartidos. Cuando una pareja tiene en común proyectos de vida, crece. Indudablemente, un ejemplo de ello sería la decisión de formar una familia. El sentimiento de unión entre dos personas se hace aún más sólido cuando ambos quieres libremente compartir proyectos y luchar por ellos. Claro está que, todo el peso no puede caer en una misma persona. Una relación es un equipo donde ambos miembros cuentan y son fundamentales para conseguir sus objetivos. Ambos miembros de la relación deben querer ir en la misma dirección, si no, no funciona. 

Si quieres empezar a diseñar tu vida accede a NÚCLEO, tu primer curso de desarrollo personal a través de este enlace.

Prepárate para que empiece tu viaje aplicando no sólo los mejores consejos de estilo de vida, sino que también vas a encontrar los mayores secretos que potenciarán al máximo tu vida y que te permitirán tener buenas relaciones afectivas y cumplir tus objetivos y metas. Si te gustó este artículo, Núcleo es el siguiente nivel, pasa a formar parte de la familia de Secretos de la Vida accediendo de forma gratuita a través de este enlace, que estará disponible por tiempo limitado.

Sí, quiero ser parte de Núcleo.

Recommended Posts

Leave a Comment