Cómo Vencer la Vergüenza para dejar de Sentir Miedo al Ridículo

 In Social

La vergüenza que sentimos cuando creemos que hemos hecho el ridículo nos lleva a sonrojarnos, a pasarlo mal y a querer que esa situación pase cuanto antes y caiga en el olvido. Sentir vergüenza es algo que nos perjudica a la hora de expresarnos, de conseguir nuestro propósito, de ligar, etc. Es una emoción que experimentamos a diario, por lo tanto, no vamos a poder evitarla pero sí que podemos hacer que deje de importunarnos y arruinarnos la vida.

Presta atención porque aquí vas a encontrar los secretos para vencer la vergüenza y dejar de sentir miedo al ridículo.

 

1. Tú no eres el centro del universo

 

Cualquier cosa que sucedió, no es tan grande como tu cerebro te lo hace creer. Sencillamente tienes que empezar a darte cuenta de que el resto de la gente no se fija tanto en ti como tú piensas. Apaga esa voz interior que te hace ponerte nervioso cuando ves a un grupo de gente riéndose y piensas que su risa viene por ti.

 

2. Cambia de actitud

 

La vergüenza es una reacción natural e inevitable que experimentamos con una situación incómoda. Es totalmente normal que la sintamos, el problema viene cuando esa vergüenza la tomamos demasiado en serio y se convierte en un auténtico obstáculo en nuestra vida social. Si en tu cabeza repites ese momento embarazoso una y otra vez, ¿adivinas que pasará? que esa emoción acabará transformándose en ansiedad y profundo malestar.

Pero, ¿y si tan solo cambiamos de actitud? Verías las cosas de una forma totalmente distinta. Imagina entonces tu mente como si fuese la televisión y ese momento como si fuese un canal. Ahora tienes el control y puedes cambiar el canal y sintonizar algo que si te guste.

 

3. Ríete de ti mismo/a

 

 Si podemos reírnos de nosotros mismos, podremos sacar ventaja de la vergüenza”.

– Alexander Pope.

Es normal que tengas cierto sentido del ridículo sobre todo por el temor de no ser aceptado socialmente, pero aprender a reírnos de nosotros mismos nos allanará el camino para dejar de sentir vergüenza. Ver el lado gracioso de las situaciones embarazosas nos ayudará a superarlas y a crear un ambiente relajado. Ponlo en práctica y hazlo a menudo. Tranquilo/a, tus momentos bochornosos acabarán pasando a la historia e incluso los verás como graciosos.

 

4. Quien no comete errores no vive

Es curioso, pero solamente cuando ves a las personas hacer el ridículo, te das cuenta lo mucho que las quieres.”

–Agatha Christie.

¿Conoces a alguien perfecto? ¿Una persona que nunca haya sentido vergüenza? ¿Un amigo que no haya metido la pata en público? Probablemente la respuesta sea no. Es lógico que al principio te avergüences pero no dejes que errar se convierta en un motivo de pánico. Tómate el haber cometido errores y haber estado en una situación vergonzosa como una oportunidad de aprender. Todo tiene solución y esto no iba a ser menos.

 

5. No te disculpes, simplemente supéralo

 

Lo peor que puedes hacer después de llamar la atención es disculparte y llamar más aún la atención de eso que ha ocurrido. Al disculparte tanto, tú mismo le estás transmitiendo a los demás que eso tiene una gran importancia. Mejor réstasela. Tómatelo con sentido del humor y el resto también lo verá así.

 

6. La vergüenza solo sirve para perder oportunidades

 

La vergüenza nos resta capacidades y muchas oportunidades. Puede afectarnos en diferentes aspectos de la vida sobre todo a la hora de conocer a nuevas personas y ligar. Piensa por un momento que pasaría si te acercas a esa chica/o que te ha transmitido una carga de energía positiva increíble. Puedes llegar a conocer a una persona extraordinaria pero si te quedas con las ganas de entablar una conversación por vergüenza no pasará nada y puedes estar perdiendo una oportunidad de oro.

En el ámbito laboral también sucede lo mismo, si dejamos que la vergüenza nos domine no nos vamos a mostrar como podemos ser por temor a fracasar, no opinaremos sobre algún aspecto en concreto o no mostramos nuestras ideas. En definitiva, la vergüenza nos pone una gran piedra en el camino y no nos hace avanzar. Por temor a errar y por vergüenza muchas veces no hacemos con nuestra vida lo que de verdad queremos. Que algo así acabe limitándote es algo desfavorable para ti.

 

7. No te sientas inferior a nadie

 

Todos somos iguales, no caigas en el error de compararte. Todos fallamos por naturaleza, así que, no te martirices por alguna situación en la que creas que no has estado a la altura de las circunstancias. No dejes que el hecho de estar avergonzado te haga sufrir hasta tal punto que esa vergüenza se apodere de tu vida y bloquee tu crecimiento.

 

8. Que la opinión de los otros no te afecte

 

Todos alguna vez (o muchas) en nuestra vida hemos sentido tanta vergüenza que hemos querido que la tierra nos tragase. Y aunque a veces pensamos eso de ¿a quién le importa?, no siempre lo cumplimos y nos quedamos sin saber cómo actuar cuando sentimos vergüenza. El profundo miedo a haber hecho el ridículo que experimentamos en ciertas ocasiones nos paraliza. Es normal, no tienes que preocuparte por ello pero intenta que lo que digan los demás no te afecte. Sí, en principio puede parecer algo complicado pero verás como si empiezas a no darle tanta importancia a lo que los demás opinen serás un poco más libre y no te herirá lo que el resto pueda pensar de ti.

 

9. Sigue el ejemplo de las personas mayores

 

Las personas mayores se rigen por un sistema de valores que les hace sentir poca vergüenza o nula. A lo largo de los años se han dado cuenta de que las apariencias no importan y que hay que tomarse la vida valorando otras cosas mucho más importantes para ser felices. No le des importancia a cosas que no la tienen.

 

La vergüenza es algo que todos sentimos alguna que otra vez, por ello no podemos dejar que se convierta en un problema y acabe limitando nuestra vida. Toma el control y no dejes que la vergüenza te haga perder ni una sola oportunidad más. Empieza accediendo aquí a una clase totalmente gratuita para ti. Tienes una lección de regalo que podréis disfrutar solo un determinado cupo de personas porque estará disponible durante un tiempo limitado. Si quieres seguir aprendiendo y mejorando este y otros aspectos de tu vida asegúrate de no perderte esta clase haciendo click aquí.

Recommended Posts

Leave a Comment