Cómo transformar la energía negativa del estrés en algo positivo para tu vida

 In Trucos Psicológicos

Vivimos en una vida en la que las preocupaciones, la incertidumbre ante algo o los constantes cambios nos hacen sufrir situaciones de estrés. Hay ocasiones en las que muchas personas no saben reaccionar de forma correcta ante ese estrés y acaban por encerrarse en sí mismas, agravando el problema y sus consecuencias. Sin embargo, ante las situaciones de estrés, puedes tomar las riendas y decidir cómo reaccionar.

Pese a que, la gran mayoría de la gente ve el estrés como algo sumamente negativo, tú puedes darle un sentido más positivo y obtener sus beneficios. Aquí tienes las claves que te permitirán transformar la energía negativa del estrés en algo positivo para tu vida.

 

1. Céntrate en las soluciones y no tanto en el problema

 

Toma las dificultades y considéralas oportunidades para crecer. No centres toda tu atención en el problema, de ese modo, solo consigues llegar a un nivel más alto de estrés y no serás capaz de encontrar las soluciones adecuadas. Potenciarás tus capacidades resolutivas si canalizas tu energía sobre aquello que sabes que puedes cambiar o sobre lo que tienes el control.

Un ejercicio muy interesante que puedes hacer es confeccionar una lista con las situaciones que te provocan estrés y dividirlas en dos secciones: las cosas que puedes controlar y aquellas que no están bajo tu control. Esto te ayudará a gestionar mejor tu estrés y a avanzar de forma firme.

 

2. Cuídate más para manejar el estrés

 

El estrés nos limita y nos hace sentirnos incapaces, a veces, de afrontarlo. Adquirir una mejor salud y dedicarte tiempo son claves para que el estrés no te afecte negativamente.

Cuida tu alimentación con productos sanos y que te aporten energía, duerme las horas necesarias, haz ejercicio habitualmente, cultiva tu mente (música, un buen libro, una exposición, etc), disfruta de tiempo con tu familia y amigos y práctica meditación o técnicas de relajación. Haciendo esto tendrás una actitud mucho más positiva a la hora de gestionar tu estrés.

 

3. Libérate de la negatividad del estrés haciendo algo positivo

 

La energía negativa del estrés, como toda energía, puede ser transformada. Depende de ti encontrar el modo de cambiarla por algo positivo. Por ejemplo, puedes liberarte de la negatividad que te producen las situaciones estresantes practicando alguna actividad física, realizando meditación, etc, pero siempre algo que te traiga energías renovadas y te haga sentirte más libre.

 

4. Deja de pensar en el estrés como amenaza y considéralo un aliado

 

El estrés es un estado de alerta que nos hace potenciar nuestras reacciones. Pueden llegar a ser positivas si tú sabes sacar provecho de ellas. Por ejemplo, hay gente que trabaja mucho mejor bajo presión e incluso dan lo mejor de ellos mismos, obteniendo mejores resultados y viéndose más satisfechos con su trabajo.

Del mismo modo también hallarás la forma de ser más productivo para cumplir con todos tus objetivos, organizando tu vida de una forma más funcional. Así que, tómate el estrés como un aliado de entrenamiento para conseguir un mayor bienestar.

 

5. No hagas caso a tus pensamientos negativos

 

Ante las situaciones de estrés, quizás, tu voz interior te diga cosas como “esto es muy complicado”, “esta situación no la vas a resolver” o “este problema no tiene solución”. Cuando aparezcan esos pensamientos debes decir “basta”.

 

6. Apóyate en tu familia y amigos

 

Tanto tu familia como tus amigos serán un gran apoyo para que disminuya tu estrés. Hacerles partícipes de tus problemas y de lo que te ocasiona malestar, te ayudará enormemente a desahogarte y liberarte de esa potente carga. Quién mejor que esas personas a las que quieres y en las que confías para hablar con ellas y quitarle un poco de hierro a lo que te preocupa.

 

7. Escúchate interiormente

 

El estrés viene a reflejarse tanto físicamente como interiormente y tu cuerpo te avisa con reacciones como dolor continuado de cabeza, insomnio, falta de empatía, irritabilidad, problemas cardiacos, psoriasis en la piel, temblores, sudoración excesiva, opresión en el pecho, agotamiento físico, ansiedad, etc.

Viendo lo que te pasa física y mentalmente deberías intentar transformar tus pensamientos negativos en positivos y tener un diálogo de motivación contigo mismo.

 

8. Prioriza las cosas importantes

 

Fotografía: Bagan Fotografía

El estrés es un modo para hacerte ver cómo deberías priorizar las cosas en tu vida. Cuando hay algo que te estresa muchísimo, tiendes a eliminar otras cosas de tu rutina para recuperar tiempo y emplearlo en ese objetivo que te atormenta. Cuando sientas este tipo de presión no elimines de tu vida las cosas que te hacen sentir bien como, salir con tus amigos, una tarde para ti, etc.

Verás que el estrés no es un estado perenne y que al final pasará. La prioridad principal debes ser siempre tú, y el estrés puede hacértelo recordar.

 

Como has visto, gestionar el estrés correctamente y que no te afecte depende de ti. Para seguir aprendiendo a mejorar tu vida por completo, comienza aquí y disfruta de una clase completamente gratuita para ti. No te la pierdas, pues estará disponible solo por tiempo limitado y para un número concreto de alumnos. Pincha aquí para obtener tu clase gratis.

Recommended Posts
Showing 3 comments
  • Susana
    Responder

    En los audios la música de fondo está muy alta y no oigo bien lo que dice Miguel

  • Susana
    Responder

    Gracias. Un abrazo enorme

  • gerardo sanchez.
    Responder

    Historias de la vida buenos días.. Tengo escasos minutos que soy un suscriptor más a este tu “canal”… Interesante tema el que tratas: transmutar lo negativo del estrés en algo positivo para mi vida !!
    El punto que me pego es : que esta energía mala podemos mermarla o eliminar teniendo una comunicación intima con uno mismo… Interesante!
    (Me encantaría abundaras más en este punto)… Me gusto tu texto (articulo) claro y conciso….Felicidades.
    Saludos desde Querétaro México.

Leave a Comment