Cómo Superar una Depresión Sin Antidepresivos para No Recaer Eficazmente

 In Trucos Psicológicos

Superar una depresión sin tomar antidepresivos es posible. Los expertos han investigado y desarrollado una técnica en concreto que permite mejorar el estado de ánimo y las ganas de hacer cosas cuando se está dentro de una depresión sin la necesidad de tomar psicofármacos y pasar por sus efectos secundarios. A esta técnica le han llamado terapia de activación conductual.

A veces, ciertas circunstancias en la vida nos llevan a perder los incentivos que teníamos para vivirla intensamente y con felicidad. Ante esa falta de incentivos, es normal que te sientas desvinculado del mundo y que abandones tus actividades habituales. Sin quererlo, esta situación, puede llevarte a quedar atrapado en la pasividad, la evitación y la desesperanza, en ese no querer hacer nada ni saber cómo puedes volver a ser tú mismo.

Cuando te sientas triste o hundido, es preciso activarse para salir de esa situación, ya que cuanto más dejas de realizar actividades que antes te hacían sentir bien, más depresivo te encontrarás. Y es que, lo peor de todo esto es que, quedarse en la cama, estar pasivo y aislarse del resto del mundo refuerza ese malestar. Por ello, para conseguir mejorar el estado de ánimo es vital empezar a hacer determinadas conductas, ya que éstas van a hacer que nos sintamos mejor con nosotros mismos.

Es fundamental que entiendas que para superar la depresión debes ponerte en marcha para estar bien y no esperar a estar bien para hacer. Crea una lista de los motores que impulsan tu vida. Además apóyate en las personas que te quieren de manera incondicional, sabrás cuales son, porque serán las que se queden a tu lado en los momentos difíciles dando buena cuenta de lo valiosas que son, no las pierdas. Está claro que cuando pasas por momentos de bajón anímico te sientes desanimado a la hora de realizar cambios en tu vida, pero la TERAPIA DE ACTIVACIÓN CONDUCTUAL lo que promueve es esa motivación e impulso para hacer cosas paso a paso que nos ayuden a mejorar ese estado de ánimo de tristeza, desasosiego y pasividad en la vida. Aunque no estés bien, haz las cosas que te hacían sentir feliz anteriormente para recuperar tu estado anímico y ver la vida con una mirada más alegre. Y es que lo que hacemos influye totalmente en nuestro estado de ánimo. Cuando realizamos actividades que nos gustan y que nos aportan valor, nos sentimos felices.

El objetivo principal de esta terapia es que seas capaz de decirle adiós a esa profunda pasividad que te tiene sumido en una actitud de evitar hacer cosas. Es decir, que empieces a hacer alguna actividad (de más pequeña a más grande) y que vuelvas a restablecer las actividades que venías llevando a cabo antes de caer en la depresión y que vuelvas a reengancharte a la vida. Por suerte, esta es una forma excelente de salir reforzado de cualquier situación traumática de la vida.

 

PASOS

1. Activarte

El primer paso, y fundamental, para poder iniciar el proceso es conseguir activarte. Recuerda que el movimiento genera movimiento. Visualiza una pesada rueda, aunque al principio sea pesado moverla y ponerla en marcha, una vez que esté en movimiento lo difícil sería pararla. Para activarte, traslada este ejemplo a tu vida. Toma acción ya. Aunque en este momento estés deprimido/a, tiene que entender que esta situación es un momento pasajero del que puedes salir si decides mover tu timón y manejar el barco hacia aguas más tranquilas.

2. Identificar aquellas actividades beneficiosas para ti

Piensa en todas aquellas cosas que hacías antes de estar deprimido que te hacían disfrutar. Con estas actividades vas a volver a encauzar tu vida poco a poco al ir recuperando tu autoestima y mejorando tu estado de ánimo.

3. Planificar las actividades a realizar

En este paso lo ideal es que vayas apuntando en una hoja las actividades que vas realizando semanalmente para llevar un control. Si por ejemplo un día tienes programadas demasiadas actividades y no sientes la fuerza suficiente para afrontarlas todas, haz algo más suave, pero lo importante es que nunca te detengas y sigas en la dirección del cambio. Recuerda que todo viaje, por largo que sea, empieza por un solo paso (Lao Tse).

4. Evaluación de las actividades

Si vas cumpliendo una programación de actividades día a día, podrás hacer una evaluación de ellas para identificar aquellas que te han funcionado mejor y con las que sientes que tu estado de ánimo se ve beneficiado.

5. Felicítate por cada logro

¿Te has amado hoy? Sé consciente de cada pequeño logro y felicítate por ello, así reforzarás tus logros y te sentirás motivado para continuar en esa línea.

6. No dejarte caer ante las dificultades

Salir de la depresión no será como coser y cantar pero con una buena predisposición podrás mejorar tu vida. No te rindas ante las dificultades, recuerda que los obstáculos están para hacerte más fuerte, así que no te dejes caer y sigue adelante.

Todos estos pasos tienen que llevarte con éxito a cambiar lo que haces para sentirse diferente.

 

BENEFICIOS

El primero de los beneficios es la eliminación de los psicofármacos para superar la depresión. Mediante la terapia de activación conductual no es necesario tomar nada para sobrellevar un estado depresivo.

El segundo es que la activación conductual muestra resultados de forma más eficaz y rápida que otras terapias, ya que, no se trata de hacer cambiar los pensamientos sino de empezar a actuar para mejorar tu vida.

Por otra parte, la terapia de activación conductual se basa en las necesidades de cada persona, por lo que requiere de menos tiempo para experimentar resultados positivos y se va adaptando a medida que va avanzando el proceso.

No podemos olvidar que mantenerse activado es un proceso de decisión constante que tiene dos caminos: mantenerse en el rumbo correcto sin perder la esperanza de mejora o caer en la trampa de evitar hacer algo ante las dificultades.

Mantener una vida satisfactoria es como cultivar un jardín, así que, aunque ahora mismo estés sumergido en una depresión y no te apetezca nada hacer cosas, intenta realizar poco a poco todo lo que siempre te ha hecho feliz.

Vive de tal forma que al mirar atrás no lamentes haber desperdiciado la existencia. Vive de tal forma que no lamentes las cosas que has hecho. Vive con sinceridad y plenamente. Vive”. -Elisabeth Kübler-Ross

 

Cómo salir de una depresión no es un proceso fácil pero con esfuerzo y paciencia se puede volver a salir a flote y con mucha más fuerza para enfrentar los reveses de la vida. Toma el control y empieza accediendo aquí a una clase totalmente gratuita para ti. Tienes una lección de regalo que podréis disfrutar solo un determinado cupo de personas porque estará disponible durante un tiempo limitado. Si quieres seguir aprendiendo y mejorando aspectos de tu vida asegúrate de no perderte esta clase haciendo click aquí.

Recommended Posts

Leave a Comment