Cómo Levantarte Cuando te Caes (Supera tus propios límites)

 In Mente

Levantarte cuando te caes debe ser tu actitud para la vida. A lo mejor piensas que te ha ido mal, que necesitas motivación para volver a coger impulso o que prefieres tirar la toalla antes que seguir hacia adelante. Si te has caído y no encuentras las fuerzas para levantarte, sigue leyendo este post porque seguramente pueda servirte de inspiración para salir a flote con más fuerza que nunca.

Llegar a conseguir lo que queremos a veces requiere de más esfuerzo, constancia y trabajo duro. Si la vida te tira, aprovecha para hacer una sentadilla. Eso te hará más fuerte y, sin duda, volverás a la carga con más impulso que antes.

Aprender a levantarte hoy, es tu opción más valiosa para alcanzar lo que quieres en la vida. Al fin y al cabo, las personas exitosas no son aquellas que nunca se caen, sino las que se levantan cuando se han caído y siguen luchando. Rendirse es la última opción posible. 

Mira de frente a las adversidades

Aunque las circunstancias influyen mucho sobre nuestro carácter, la voluntad puede modificar en nuestro favor las circunstancias.” –Stuart Mill.

A las situaciones difíciles hay que mirarlas a la cara, si permites que te afecten, te estarán manteniendo inmóvil y no podrás avanzar hacia donde quieres. Las situaciones que afrontamos son para hacernos más fuertes no para destruirnos. En tu vida seguramente pasarás por momentos difíciles en los que tendrás que demostrar que puedes levantarte y que vas a ser capaz de salir adelante. Antes de hundirte completamente, debes mirar tu camino y decidir seguirlo por más piedras que haya en él. Esa es la única manera de no ser una víctima de las circunstancias, sino un luchador o luchadora que sabe lo que quiere. Las circunstancias no pueden con los fuertes.

Sé positivo/a

Los pesimistas no son sino espectadores; son los optimistas los que transforman el mundo.» –Françoise Guizot. 

Vale, te has caído, pero lejos de rendirte, debes mirar esa caída como algo que va a ayudarte a aprender y sobre todo a avanzar. Ser una persona positiva sirve para todo en la vida: para superar un mal momento, para afrontar una enfermedad, para ayudar a los demás, para conseguir tus objetivos, etc. Y es que mirar la vida desde la perspectiva de la positividad te va a hacer que todo lo que te ocurra sea más fácil de sobrellevar. 

Verás que cuando te levantes serás más consciente de las cosas buenas que hay en tu vida, e incluso tendrás una mayor motivación y ganarás fortaleza después de esa caída. Y es que cuando caes al suelo, ya no hay manera de bajar más abajo, la única opción posible es subir hacia arriba. 

“Si me caí es porque estaba caminando. Y caminar vale la pena aunque te caigas.” –Eduardo Galeano. 

Acepta tu dolor 

La vida a veces nos pone pruebas y obstáculos en el camino para darnos lecciones, para que aprendamos a ser más fuertes. En la vida siempre habrá alegrías, penas, éxitos y fracasos, pero todo ello tiene que servirnos para vivir una vida mejor y para que sepamos ser felices a pesar de los baches del camino.

Por muy dura que haya sido tu caída, no debes pensar que no puedes hacer nada, que todo está perdido y que no vas a poder seguir avanzando. Levantar tu ánimo es tu principal cometido. Es normal que lo pases mal y que estés un tiempo triste, pero de ti únicamente depende que vuelvas a caminar hacia tu meta. Y es que a veces es necesario caer para levantarse con más fuerza. 

Bienaventurados los que están en el fondo del pozo porque de ahí en adelante solo cabe ir mejorando.” –Joan Manuel Serrat.

Caer no significa que estás acabado, al contrario, ahora tu vida se inicia y solo puede ir a mejor. Acepta el dolor y aprovecha este momento de caída para poner tu vida en orden y reiniciarla con más fuerza. 

Desarrolla tu resiliencia

Solo las naturalezas débiles renuncian y olvidan, mas las fuertes no se acomodan y desafían en combate hasta el más poderoso destino.” –Stefan Zweig.

La resiliencia podría decirse que es el ingrediente básico para levantarte cuando te has caído. La resiliencia la entendemos como la capacidad de salir indemne de una experiencia adversa que, además, nos permite aprender de ella y mejorar. Por tanto, cuanto más desarrollemos nuestra resiliencia y nuestro modo de aceptar las cosas que vengan, mejor podremos encajar los reveses y levantarnos. 

Confía más en ti mismo/a

Cuando confías en ti mismo es mucho más fácil conseguir los objetivos que quieres en la vida. No conseguir los resultados que quieres no debe significar tu desmotivación a partir de ahora, sino más bien un impulso para analizar las causas de por qué no ha ido del todo bien, aprender de ellas y mejorar. Nunca te digas a ti mismo/a que has fallado porque no sirves para eso o te eches la culpa de no haberlo conseguido. A partir de ahora confía más en ti. Desarrolla la creencia de que eres capaz de conseguirlo, porque realmente puedes. Todos nos hemos caído alguna vez y tenemos las capacidades necesarias para levantarnos, pero tenemos que creer en nosotros mismos.

Sé constante 

Cuando algo sale mal, cuando no conseguimos nuestros objetivos, cuando ya lo hemos intentado varias veces, vienen las ganas de tirar la toalla, de dejarlo, de no continuar el camino que nos lleva a nuestra meta. 

Está claro que para conseguir lo que queremos, muchas veces hay que dar muchos pasos, pero nadie dijo que fuese fácil. Cuando llegas a la meta consigues la mayor satisfacción, por ello, realmente merece la pena levantarse cuando te has tropezado con una piedra en el camino. Solo siendo constantes lograremos avanzar hacia la meta final, nuestro objetivo. 

Esfuérzate

Si te esfuerzas conseguirás sacar las fuerzas para seguir adelante, esas que a lo mejor no pensabas que tenías. La actitud es muy importante, por eso cuando tienes la adecuada puedes ser capaz de superar cualquier obstáculo, problema o circunstancia. Caerse está permitido (y es necesario) pero levantarse debe ser tu principal objetivo después de esa caída. No te rindas, sigue caminando y levántate 100 veces si es necesario, lo importante es no abandonar el camino. 

Si me caigo, lo intento una, y otra, y otra vez.” –Nick Vujicic.

En tu vida puedes elegir: o amargarte y tirar la toalla o seguir hacia adelante y mejorar. 

Si quieres empezar a diseñar tu vida accede a TARJETA DE METAS, un poderoso curso que cambiará el rumbo de tu vida a través de este enlace

Prepárate para acceder a un curso en vídeo donde aprenderás los secretos de la fabricación de una de las herramientas más poderosas que existen ‘La Tarjeta de Metas’. Sabrás qué escribir exactamente y cómo utilizarla para hacer que tu tarjeta sea poderosa y puedas conseguir todos tus objetivos en la vida. 

Sí, quiero ser parte de Tarjeta de Metas. 

Fotografía de entrada: Michael Suárez

Recent Posts

Leave a Comment