Cómo Acabar con el Rencor en tu Vida para Aumentar tu Paz Interior

 In Mente

Acabar con el rencor en tu vida es algo indispensable para aumentar tu paz interior y vivir una vida feliz. El rencor es una fuente de rabia, malestar y odio. Es una forma de autodestrucción que nos lleva a perder nuestra identidad y modificar nuestras acciones y emociones. Aprender a manejar el estado de rencor es vital para que no se convierta en crónico.

¿Te ha dolido profundamente algo que alguien te ha hecho? ¿Piensas en la forma en la que te vengarás de ese dolor que te han provocado? Si has respondido afirmativamente a estas preguntas es porque sientes rencor hacia esa persona que te ha dañado. Cuando alguien nos ha herido o creemos que nos ha hecho daño es cuando aparece el rencor en nuestra vida.

El rencor es una de las emociones negativas que más a menudo puede experimentar el ser humano. Y en eso, las expectativas que tenemos de otras personas o lo que esperamos que se produzca es lo que más contribuye a generar rencor. No hay nada positivo en sentir rencor, por esa razón, lo mejor que podemos hacer para tener una vida plena y tranquila es tratar de eliminar el rencor que pueda haber en nuestras vidas.

Es cierto que cuando alguien nos hace daño, nos traiciona o nos hace sufrir, no podemos evitar sentir resentimiento hacia esa persona. Ser rencorosos nos hace mucho daño y provoca que nuestra vida esté llena de sentimientos negativos e infelicidad. Y no son los únicos síntomas, el rencor también produce ansiedad, estrés y malestar físico, por lo tanto, se convierte en una barrera para la felicidad. Acaba debilitando nuestra identidad, modifica nuestro humor negativamente y nos hace ser desconfiados con los demás.

 

Cómo acabar con el rencor en tu vida

Las personas rencorosas acumulan en su interior el peso de un dolor, un desengaño, una ofensa, una traición, etc y no dejan que ese dolor desaparezca de sus vidas. Es más, siguen recordándolo constantemente e incluso se alimentan de sed de venganza. A continuación tienes una serie de pasos para acabar con el rencor en tu vida:

 

1.Admite que sientes rencor

La parte principal para avanzar y desechar el rencor que sentimos es reconocerlo. Admitir que tenemos un problema es la mejor forma de empezar a ponerle solución y superarlo.

 

2. Considera la posibilidad de que la otra persona no tenía ninguna mala intención ni quería hacerte daño

Puede ser que en un momento dado te sientas rencoroso pero la otra persona te haya hecho daño sin saberlo. Mucha gente es rencorosa pero no se para a pensar si la otra persona lo ha hecho con mala intención, y ciertamente en muchos casos no es así.

 

3. Aprende de lo que ha pasado

Vale, te han hecho daño y eso ya es algo que no se puede cambiar. Algo te ha hecho sufrir y ahora te está quemando por dentro. En lugar de dejar que esto siga pasando, lo ideal sería que te quedases con la parte útil de esto, es decir, con el aprendizaje que puedes extraer de lo que te ha pasado. Esa lección que te ha llegado a través de una mala experiencia vital es lo valioso y lo que te va a hacer crecer.

 

4. Deja atrás el orgullo

De nada va a servirte el orgullo para acabar con el rencor. Si eres una persona que está siempre a la defensiva, que se lo toma todo de forma personal y que se deja guiar por el orgullo, no serás capaz de vivir sin rencor.

A veces habrá personas a lo largo de nuestra vida que nos hagan daño pero si dejamos que el orgullo hable por nosotros no tendremos la suficiente capacidad como para afrontar el dolor que nos han producido, aceptarlo y borrarlo de nuestra vida. Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer para eliminar el rencor de tu vida es aceptar eso que te ha pasado y decidir continuar tu vida con el alma en paz.

 

5. Céntrate en el presente

Maldito rencor, pasé los mejores años de mi vida concentrado en el dolor del pasado, en lugar de centrarme en la dicha del presente…”.

–Walter Riso (Psicólogo clínico y escritor).

Mirar atrás solo te perjudica. Volver siempre a esos recuerdos negativos que viviste en el pasado hace que pierdas la oportunidad de vivir con libertad hoy, y es que, recrearse en el dolor estanca. Aleja tu rencor descubriendo aficiones nuevas, llevando a cabo nuevos proyectos, abriendo tu vida a otras personas y creando experiencias extraordinarias.

 

6. Expresa lo que sientes

Desahógate. Saca afuera lo que llevas dentro. Si no lo haces, tu rencor terminará siendo tu modo de vida y vivirás siempre con rabia y dolor. Sentir rencor solo te va a hacer daño a ti porque probablemente la otra persona ni siquiera sea consciente de lo que ha hecho o del daño que ha podido causarte. Debes aprender a expresar tus emociones y una vez que alguien haya hecho algo que te haya molestado o herido, tienes que comunicárselo. Hablar con las personas que nos han hecho daño es la mejor solución para acabar con el rencor y no dejar que siga creciendo, ya que podría convertirse en un sentimiento de odio hacia la otra persona.

 Para expresar lo que sientes tienes muchas formas como por ejemplo, hacer una lista de las cosas que te han molestado de la actitud o comportamientos que ha tenido una persona contigo, ir a algún sitio tú solo o sola para pensar y gritar si te hace falta, salir a correr, ir al gimnasio, escribir tus pensamientos y tus sentimientos en un papel, etc.

 

7. No condiciones tu vida por la sed de venganza

Cuando sientes rencor significa que había sentimientos en juego, por ello, es más que probable que el dolor que te hayan provocado no lo olvides tan fácilmente. No debes condicionar la felicidad que puedes alcanzar en tu vida por tu sed de venganza, ya que ésta te ciega y dirige tus pasos hacia el camino equivocado, alejándote de tus objetivos y produciéndote un mayor dolor. Si te centras en la venganza te alejas de lo que realmente quieres conseguir en la vida.

Vengarse no sirve de mucho y aunque en un principio te pueda hacer sentir un bienestar momentáneo, posteriormente llegará el arrepentimiento y el sentimiento de culpa.

Si centras tu vida en conseguir tus metas y vivir tal y como quieres, verás cómo el rencor va desapareciendo poco a poco porque te darás cuenta de que te sientes bien y que estás satisfecho/a con tu vida sin necesidad de que los demás cumplan con todas las expectativas que desearías.

Ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos.”

–Buda (Asceta y sabio fundador del budismo) 

Fotografía: Shybark

 

8. Ejercita el perdón

Saber perdonar y perdonarse es esencial para ser feliz. Cuando no se hace, uno acaba arrastrando sentimientos autodestructivos que derivan en odio, venganza o culpa. Perdonar es, al fin y al cabo, un paso que nos va a permitir cerrar una etapa y recuperar el equilibrio emocional que se ha perdido.

Hay personas que además de no querer perdonar, siguen recordando día a día ese dolor que alguien les provocó en su vida. Esa actitud solo va a acarrear un mayor sufrimiento, dolor que solo va a sentir la persona rencorosa y no la que hizo daño. Por lo tanto, sería beneficioso aprender a perdonar para vivir una vida feliz y en paz.

Claro que es normal sentir sensaciones negativas hacia esa o esas personas que nos han hecho daño pero esto solo debería ser al inicio y no prolongarlas en el tiempo. Esa impronta que acompaña al dolor que nos han producido puede convertirse en crónica si no intentamos manejar y borrar de nuestra vida ese sentimiento.

 

Si te has propuesto acabar con el rencor en tu vida, un buen comienzo sería empezar por aquí con una clase totalmente gratuita para ti. Es una lección que solo podréis disfrutar un determinado cupo de personas y por un tiempo limitado. Si quieres seguir aprendiendo y mejorando tu vida, asegúrate de no perderte esta clase haciendo click aquí.

Recommended Posts

Leave a Comment