Ataraxia o cómo Estar en Calma Controlando tus Emociones

 In Mente

La ataraxia es un estado de ánimo que se caracteriza por la tranquilidad y la ausencia de deseos o temores que puede tener una persona. La ataraxia se da cuando no hay nada que nos afecte emocionalmente. En este post vas a aprender cómo estar en calma controlando tus emociones.

Ataraxia, término griego que significa ausencia de turbación, es el concepto que se usa en filosofía para referirse a la disposición que toma una persona para alejarse de cualquier perturbación con el objetivo de alcanzar la felicidad y la plenitud. Para la filosofía griega, la ataraxia es sinónimo de imperturbabilidad. Por tanto, se refiere a la paz mental y espiritual en relación con el alma, los sentimientos y la razón.

El objetivo vital de los griegos era vivir en un estado de calma, por ello eliminaban cualquier sentimiento que les inquietara y les alejara de ese objetivo. La ataraxia exige que se regulen las pasiones y la persona sea lo suficientemente fuerte ante las adversidades para obtener así una vida equilibrada y plena. Es decir, si se logra controlar las emociones como la ira desde el interior, se conseguirá tener una felicidad sin perturbaciones del exterior.

Gestionar las emociones y los impulsos puede ser complicado, para lograrlo es necesario tener control mental. Los pensamientos son los causantes de todos los males, por eso, aquel que controla su mente controla su felicidad. Ya que controlar tus pensamientos y emociones es la clave de la fortaleza mental.

Esquivar las emociones puede resultar beneficioso si tu objetivo es estar siempre en calma, pero si buscas tu propia evolución, la actitud que promueve la ataraxia no es del todo positiva. Y es que todas las emociones son necesarias. Pasar por momentos de tristeza, de frustración, de ira, de decepción… al final son situaciones que nos hacen mejorar y ser más fuertes.

Cómo saber si estás rozando la ataraxia en tu vida 

En el ámbito sentimental. Puede pasar que estés en una relación de pareja tóxica, que hayas detectado que esa persona no te conviene o que no vais a ningún sitio, pero aún así te mantienes a su lado en un “estar por estar”. También puede verse el comportamiento de ataraxia cuando tu pareja te ha dejado y a ti te da un poco igual o incluso piensas que tú no estabas dando lo suficiente en esa relación. 

En el trabajo. Lo común en este ámbito es cuando tú eres esa persona que no se inmuta en momentos en los que hay cambios que te afecten y que los aceptes aunque no sean justos o que te veas sin inquietudes en ese trabajo pero aún así no te despides para buscar otra oportunidad mejor.

En lo personal. Aquí evitas por lo general conflictos, aunque la mayoría de las veces sabes que enfrentándote a ellos podrían solucionarse. También se da ataraxia cuando sientes que alguien de tu entorno te traiciona o te decepciona y tú ni siquiera hablas con esa persona.

Que todo te dé un poco igual puede parecer interesante. Aunque esta actitud pueda ser positiva, que lo es de cierta manera porque siempre estaríamos calmados/as, también puede ser algo negativo para nosotros; puesto que, esa impasividad propia de la ataraxia ante las frustraciones de la vida nos puede impedir que evolucionemos como personas.

La frustración nos ayuda a mejorar cuando no estamos satisfechos con algo, por ejemplo: cambiar de trabajo cuando no sentimos que estemos haciendo lo que nos apasiona, dejar a una pareja cuando vemos que la relación no va a ningún sitio o alejarnos de personas tóxicas que nos quitan la energía. Si mostramos indiferencia ante ciertas situaciones que nos plantea la vida, estaremos convirtiéndonos en seres conformistas y al final, esto también puede repercutir en que no nos hagamos valer.

Qué podemos hacer para aumentar nuestra ataraxia

En el mundo hay personas fuertes y otras que son emocionalmente más frágiles. Quizá hasta te hayas preguntado si la fortaleza emocional es algo que se hereda o simplemente es una habilidad que puedes adquirir. Según la ciencia sería algo tanto heredado como una habilidad que se puede entrenar. 

Para aumentar nuestra imperturbabilidad o ataraxia podemos practicar diariamente lo siguiente:

Dejar de quejarte. Sí, es cierto, a diario pasamos por infinidad de contratiempos: un atasco a primera hora de la mañana, una larga cola en el supermercado, que algo no funcione como debería, o incluso algo más duro como tener que afrontar una enfermedad. Quejarte al final no va a servirte de nada y claramente va a atraer más negatividad a la situación.

Afronta cambios inesperados. Para aumentar la ataraxia lo que no debes hacer es tratar de evitar todo lo que venga a tu vida. Si actúas siempre con evitación lo que vas a conseguir es aumentar tu sensibilidad no tu fortaleza mental. Acepta las cosas como vienen. 

Haz aquello que te provoca incomodidad. Sí, salir de tu zona de confort y afrontar aquellas cosas que te producen incomodidad en tu día a día te va a ayudar mucho a ser más fuerte. ¿O es que acaso vamos a tener siempre lo que nos gusta?

Busca tu propio ejemplo de fortaleza. Encuentra una persona que sea tu referencia de fortaleza mental y modela su comportamiento. No hay nada como encontrar a una persona que sea tu guía. 

Piensa que no necesitas tanto para ser feliz. Seguramente te hayas dado cuenta de que por norma general a la gente agradable y que se toma la vida con positividad le pasan cosas buenas. Pues eso mismo sucede con la ataraxia. A las personas que saben controlar sus pensamientos y emociones y hacer que no les afecten las cosas para seguir adelante, son finalmente las que tienen un mayor grado de satisfacción con la vida. Por ello empieza pensando que solo el hecho de estar en el mundo ya es algo muy valioso. 

Si deseas mejorar tu vida personal y profesional accede a NÚCLEO, tu primer curso de desarrollo personal a través de este enlace.

Prepárate para que dé comienzo un increíble viaje hacia una vida extraordinaria aplicando no sólo los mejores trucos de estilo de vida, sino que también vas a contar con los mejores recursos para mejorar tu vida y alcanzar el éxito. Si te gustó este artículo, Núcleo es el siguiente nivel, pasa a formar parte de la familia de Secretos de la Vida accediendo de forma gratuita a través de este enlace, que estará disponible por tiempo limitado.

Sí, quiero ser parte de Núcleo.

Fotografía de entrada: Oskar Viver

Recent Posts

Leave a Comment