9 Beneficios de Escuchar Música para Mejorar tu Vida Fácilmente

 In Mente

Los beneficios de la música son innumerables para el ser humano. La música mejora tu vida tanto a nivel mental como físico.

La música es un factor muy importante en nuestras vidas. La música nos alegra el día y puede hacer que en un momento en el que estemos desanimados o tristes recuperemos la alegría o al menos subamos nuestro estado de ánimo.  En definitiva, la música tiene el poder de transformar nuestro día a día.

La música puede atravesar el corazón directamente; no precisa mediación.”

– Oliver Sacks.

El pasado 22 de noviembre se celebró el Día de la Música y para que tengas en cuenta todas las cosas positivas que la música puede aportar a tu vida tienes reunidos en este post una serie de beneficios de escuchar música. Estos son los beneficios de la música que mejorarán tu vida:

Fotografía: Bagan Fotografía

 

1. La música puede cambiar nuestro estado de ánimo

¿Hoy te sientes sin fuerzas, decaído, enfadado, decepcionado? Para esos días en los que tienes la sensación de que hay una conspiración universal contra ti que hace que nada en tu vida funcione, haz la prueba y escucha música que te motive y que te haga sentir bien durante un buen rato. Rápidamente notarás como cambian tus pensamientos negativos, tu actitud y tu estado de ánimo.

La música nos lleva a un estado de ánimo mucho más positivo. Hacer tu propia terapia musical es muy sencillo y beneficioso. La música no podrá cambiar la situación del tráfico de tu ciudad o la actitud de tu jefe, pero sí que podrá cambiar nuestro estado de ánimo haciéndonos sentir mejor.

Los beneficios de la música son tales que incluso la Universidad de Harvard ha incluido la actividad de escuchar música como uno de los 7 ingredientes secretos para ser feliz. Y es que la música nos trae alegría y ganas de sonreír, ¿o es que no te has descubierto más de una vez sonriendo por la calle mientras escuchas una de tus canciones favoritas? Escucha música siempre que puedas, notarás como todo tu alrededor, e incluso tú mismo, se transforma.

 

2. La música puede transformar el mundo

La música puede cambiar el mundo porque puede cambiar a las personas.”

– Bono.

La música nos ha venido dada como el gran solucionador de problemas de nuestra agitada sociedad por el increíble poder transformador que tiene. La música puede transformar el mundo entero –una sociedad, una empresa, una familia– porque tiene la capacidad de transformar a cada persona que habita en el mundo.

A través del mensaje que transmite la música podemos conseguir que cambie nuestra manera de pensar, la manera de comportarnos desde que nos levantamos (si es con una buena actitud y una sonrisa mucho mejor), nuestro comportamiento en el trabajo, nuestra forma de tratar a un camarero o a la dependienta de una tienda. Todo influye y la música nos ayuda a ser más optimistas y a tener una actitud más alegre. Efectos que después se trasladan a nuestro día a día en el que contribuimos a crear una sociedad mucho mejor.

 

3. La música aumenta el aprendizaje y el rendimiento de la memoria

Escuchar música o tocar un instrumento son actividades que favorecen el aprendizaje y la memoria. Un estudio de la Universidad de Helsinki demuestra que la música de Mozart activa tanto la parte izquierda como la derecha del cerebro y eso hace que el aprendizaje y la retención de información aumenten. Esa coordinación simultánea que se produce entre hemisferio izquierdo y derecho es lo que maximiza el aprendizaje y la retención de información.

Un caso curioso es el de Albert Einstein, quien se aburría en el colegio porque las materias que le enseñaban no le eran de su interés. Sin embargo, Einstein era una de las cabezas más brillantes del universo y así lo demostró. Desarrolló su inteligencia escuchando la música de Mozart y de Bach e incluso aprendió a tocar el violín.

Al gran Einstein le sirvió de mucho escuchar música clásica pero también en la actualidad se usa como apoyo para estimular a los niños y ayudarles a incrementar su creatividad y su rendimiento intelectual. En el caso de pacientes con alzheimer, también se recurre a la música como técnica para mejorar la memoria.

 

4. La música reduce el dolor

Cuando la música te alcanza, no sientes dolor.”

– Bob Marley.

La música nos hace generar endorfinas, lo que nos da una dosis de felicidad y combate los efectos de la depresión. Por ello, escucharla a diario reduce significativamente el dolor crónico. Pon un poco de ritmo a tu vida y no dejes de darle al play.

Lo que hace que la música sea tan eficaz a la hora de mitigar el dolor es su poder de distracción que evade nuestra mente de pensamientos negativos. En este caso, reducir el grado de atención que le prestamos a una dolencia resulta sencillo escuchando música, sobre todo cuando se trata de canciones que tenemos como favoritas o melodías conocidas que nos transmitan positividad. Y es que la música capta y es capaz de retener nuestra atención al mismo tiempo que nos hace sentir emociones positivas que disminuyen el dolor.

 

5. La música ayuda a combatir el estrés y la ansiedad

Aquí habría que matizar que no toda la música es válida para aliviar el estrés y la ansiedad, claro está que no hablamos de hardcore, sino más bien de música clásica, ambiental o especial para meditación. Esto se debe a que por ejemplo el tempo de la música clásica hace que nuestro cerebro funcione mejor y tenga una mayor predisposición a la relajación.

Por ese motivo, ciertos tipos de música nos llegan a afectar de una manera diferente a otro tipo. Todo depende de la forma en que percibas la música y el ritmo de la misma. Quizás puedas llegar a concentrarte mejor o evadirte de un día estresante con una música clásica y prefieras rock o ritmos más fuertes para motivarte y salir a correr.

 

6. La música invita a ser más social

 A través de la música se unen muchas personas con los mismos gustos musicales. Y es que este arte tiene la capacidad de ayudarnos a conocer gente nueva, a salir a bailar y a hacer más vida social siendo más carismáticos.

Según el investigador japonés Hajime Fukui, la música sirvió desde sus inicios para disminuir las tensiones sociales y sexuales y reforzar los lazos de cohesión de un grupo. Los seres humanos somos sociales por naturaleza y dependemos en cierta medida de las relaciones sociales con otros individuos, por ello cuando cantamos o creamos música en grupo se reduce la producción de cortisona (responsable del estrés) y se aumenta la de oxitocina que es la que influye en nuestra vida social. Nos sentimos bien cuando compartimos música con los demás por ello nos incita a ser más sociales.

 

7. La música es beneficiosa para la salud

A través de la musicoterapia, técnica que se basa en la utilización de la música con fines psicoterapéuticos,se pueden reducir los efectos de ciertas enfermedades y contribuir a mejorar la calidad de vida de los pacientes. El neurólogo Oliver Sacks, especialista en la enfermedad del Parkinson, afirma que el poder terapéutico de la música es muy importante y tiene un efecto relajante de los movimientos.

La musicoterapia emplea la música con el fin de mejorar la salud a nivel emocional, físico, social y cognitivo. Se puede aplicar de dos formas: activa, como sería escuchar música, cantar o tocar un instrumento; y receptiva, que viene a ser la relajación a través de la música. Esto se llevaría a cabo con dos terapias complementarias, las verbales, donde se conversa con el paciente, y las no verbales, donde el paciente se expresa a través de sonidos y gestos.

Del mismo modo, la música puede afectar al sistema inmunológico incrementando los niveles de proteínas que combate las infecciones contagiosas según un estudio del físico y divulgador de la ciencia Philip Ball.

Otra de las cosas positivas de la música es que beneficia al sistema cardiovascular. Por ejemplo, escuchar música clásica o celta durante 30 minutos puede reducir la presión arterial alta y el beneficio obtenido en este caso sería equivalente a tomar medicamentos o hacer ejercicio.

Los especialistas del Centro de Cardiología Preventiva de la Universidad de Maryland subrayan que la música activa la segregación de óxido nítrico en el flujo sanguíneo, lo que ayuda a prevenir la aparición de coágulos en la sangre y que se depositen placas de colesterol en las arterias. Solo con escuchar media hora de música diaria puede traer efectos positivos en la circulación sanguínea a cualquier edad.

 

8. La música aumenta la motivación y el rendimiento

Sobre todo cuando se trata de actividades físicas, la música puede ser un gran aliciente para ponernos en marcha. Escuchar música mientras haces ejercicio aumentará tu rendimiento notablemente. Y es que, además de eliminar el aburrimiento y la sensación de fatiga, la música, funciona como un estimulante de productividad. No es de extrañar, que cada vez más salgan al mercado nuevos dispositivos para escuchar música e incluso sean acuáticos para permitirnos llevar nuestra música favorita también a la piscina.

La música no solo hace que tengas un mayor rendimiento deportivo, sino que también permite que seas mucho más productivo a la hora de trabajar, porque te mantiene animado y contribuye a que trabajes con mayor alegría y optimismo. Y no solo eso, la música también nos hace rendir más cuando estudiamos, puesto que, nos ayuda a conseguir una mayor concentración para retener conceptos e información.

 

9. La música estimula el cerebro

La música tiene la capacidad de estimular la actividad cerebral, por ello, jóvenes y mayores tienen la posibilidad de regenerar sus células cerebrales y ralentizar el envejecimiento cerebral. Y es que ejercitar el cerebro lo mantiene vivo y con una estimulación de este tipo como es la actividad de escuchar música, se rejuvenece con nuevas células.

Escuchar ritmos suaves hace que se cree en nuestro cerebro un clima agradable para concentrarnos al máximo en aquella actividad que queramos desempeñar. En el otro extremo, los ritmos más fuertes como el rock, nos ayudan a permanecer atentos.

Sin música, la vida sería un error.”

– Nietzsche.

Si estas interesado en mejorar tu vida, además de escuchar música aquí puedes acceder a una clase totalmente gratuita para ti. Tienes una lección de regalo que podréis disfrutar solo un determinado cupo de personas porque estará disponible durante un tiempo limitado. Si quieres seguir aprendiendo sobre este y otros aspectos de tu vida asegúrate de no perderte esta clase haciendo click aquí.

Recommended Posts
Showing 2 comments
  • Mía Lara
    Responder

    Gracias por compartir esta valiosa información, yo siempre escucho música, en el auto, en el trabajo, cuando estoy elaborando algún reporte, inclusive cuando estoy en la ducha, no se diga cuando estoy viajando en carretera con un paisaje lindo, me gusta cantar y tararear las letras,
    Gracias ? ? ? ?

  • Esmeralda
    Responder

    Gracias, por esta información he aprendido mucho mas de una de mis grandes pasiones. Yo estoy casi a todas horas y días escuchando musica, mi madre me dice la chica de la musica jajaja porque canto, bailo y otras veces tarareó las canciones. Con la musica todo es alegría y positividad.

    Muchas gracias ????

Leave a Comment