6 Técnicas Infalibles para Vivir tu Día a Día Como si Estuvieses de Vacaciones

 In Ingrediente Secreto

Quizás durante tus vacaciones hagas cosas nuevas o cambies completamente de hábitos. Bien, eso es precisamente lo que tienes que poner en marcha para vivir tu día a día de una forma diferente, casi como si estuvieses de vacaciones.

Para hacer que tu larga semana de trabajo se parezca un poco más a tus días de descanso aquí tienes 6 técnicas infalibles para vivir tu día a día como si estuvieses de vacaciones. Aunque no estés realmente de vacaciones al menos con estos hábitos podrás emular la sensación de esos días.

 

1. Haz cosas que te resulten entretenidas durante la semana

 

Después del trabajo podrías hacer alguna cosa que te parezca divertida para que tu semana no se convierta en rutinaria yendo del trabajo a casa sin más. Si tu horario te lo permite puedes hacer actividades que te ayuden a romper tu rutina semanal. No solo te limites a salir de casa cuando es fin de semana. ¿Qué te parece ir a tomar algo con los compañeros de trabajo al salir? ¿Ir al teatro después del trabajo? ¿Qué tal esa exposición que acaban de organizar en tu ciudad?

Otra buena opción es la de quedar con tus amigos entre semana para tomar un café o simplemente hablar. Sobre todo si no sueles ver a ciertos amigos frecuentemente, verlos será tu cambio de rutina por completo. Además de eso, ellos te recargarán las pilas para afrontar con más positividad la semana.

Posibilidades tienes muchas, solo necesitas un poco de actitud para hacer que tus días no sean únicamente trabajo sin diversión.

 

2. Lee, lee mucho

 

Leer nos abstrae del mundo durante el rato de lectura. La ventaja que tiene leer un libro es que lo puedes hacer en cualquier lugar. Sobre todo cuando llega el buen tiempo, puedes ir a leer a tu parque favorito, a una plaza o incluso tumbado en la arena de la playa. Si eres un apasionado de la lectura, después del trabajo no olvides dedicar un rato para leer un buen libro. Deja de darle largas a ese libro que tienes pendiente, porque además de relajarte y hacer algo que disfrutas, también aprenderás algo nuevo.

 

3. Haz deporte

 

En Secretos de la Vida lo decimos muchísimo, hay que hacer deporte para mantener un buen estado de salud, fortalecer nuestra autoestima y eliminar el estrés. Por ello, si haces deporte durante la semana, te estarás ayudando a ti mismo a desconectar por completo y a llenar tu cuerpo y mente de energía renovada.

 

4. Visita lugares nuevos

 

Vale, no estás de vacaciones aún pero puedes aprovechar el fin de semana para hacer una escapada o una excursión relámpago. No hace falta irse muy lejos para descubrir lugares nuevos que posiblemente no conozcas y que sean muy interesantes. Tampoco hace falta que salgas de tu misma ciudad para hacer turismo, simplemente puedes explorar nuevas zonas que aún no conoces. A lo mejor incluso cerca de tu trabajo hay lugares increíbles que desconoces y a los que puedes ir al terminar la jornada. Indaga un poco y verás cómo encuentras lugares con un gran atractivo turístico que tienes a tu alrededor.

 

5. Busca un nuevo hobby

 

La semana de trabajo será más fácil de llevar si tienes un hobby que te apasione. Busca un nuevo hobby o retoma alguno que ya tengas y dedícale tiempo después del trabajo, eso hará que recargues tu energía y que te sientas más feliz. Las horas de entretenimiento absoluto están aseguradas si haces una actividad que te encante. Por ejemplo, si te gusta bailar podrías apuntarte a clases para aprender un nuevo baile que nunca hayas practicado, si te gusta la pintura quizás podrías empezar a pintar en casa, etc. Además si ese hobby es algo nuevo que no habías hecho anteriormente será un plus. Anímate a hacer una cosa nueva, es una técnica muy poderosa para sentir la sensación de que en tu día a día suceden cosas distintas y tu vida no es monótona, tal y como pasa en vacaciones.

 

6. Desconecta del trabajo completamente

 

Sea cual sea tu trabajo, una vez que termine tu jornada laboral debes desconectar por completo. Intenta ser productivo durante tu día de trabajo y así no tendrás ninguna cosa pendiente que pueda tenerte distraído cuando te vayas a casa. Es necesario que tu cerebro descanse para ser más productivo al día siguiente y cumplir con tus deberes laborales. No respondas llamadas del trabajo que no sean urgentes, no contestes los emails que entren a tu correo después de tu jornada laboral y, por supuesto, no pienses en nada relacionado con el trabajo pendiente.

 

Hacer que tu vida sea como estar de vacaciones y no sentir la añoranza de esos días de descanso en los que tu única preocupación es divertirte y descansar está a tu alcance, solo tienes que proponértelo. Aprende más secretos de la vida aquí con una clase totalmente gratuita para ti. Solo estará disponible durante un tiempo limitado y tendrán acceso un determinado número de personas. Si no quieres perdértela pincha aquí y disfruta de tu clase gratis.

Recommended Posts

Leave a Comment