5 Secretos que te ayudarán a comprender el funcionamiento de tu Mente a un nivel muy Avanzado

 In Ingrediente Secreto

Puedes estar triste o feliz pero siempre, en cualquiera de los casos, puedes estar en paz. En paz contigo mismo y con el universo.

¿Te has fijado alguna vez en los momentos en los que no sucede nada? Sí, esos momentos en los que no piensas en nada, solo estás presente en una situación al 100% disfrutando de ella. Te diré algo: que no suceda nada es algo increíble porque puede significar el comienzo de algo extraordinario. Ese momento debes amarlo porque es un instante de paz perfecto para empezar a entrar en un estado de presencia absoluta. Recuerda bien esta frase: Solo estando bien en la nada, pues estar bien en el todo.

Imagínate conocer esta increíble pero simple verdad, ya vas años por delante de cualquier persona que conozcas. La gente necesita que sucedan cosas. Tú ya no. Porque que no suceda nada es algo. La nada es algo. Algo que te propulsa a lo extraordinario.

A continuación compartiré contigo 5 secretos que te ayudarán a comprender el funcionamiento de tu mente a un nivel muy avanzado. De este modo, y con estas claves teóricas, caminaremos juntos por el increíble y enigmático mundo de la mente y todos sus secretos para tener una vida mejor.

 

1. Tu Paz, tu responsabilidad

 

Siempre puedes estar en paz independientemente de tu estado de ánimo. Está claro que existen estados de ánimo que son difíciles de controlar. El sentirnos tristes por algo que nos haya pasado es inevitable y no podemos dejar de experimentar este estado. Las emociones son una parte increíble de la vida y no debemos huir de ellas. Sin embargo, existe algo que sí puedes controlar, algo que está bajo tu control, y no es otra cosa que tu paz interior. Puedes sentirte extremadamente triste por algo que te ha sucedido o, por el contrario, experimentar el extremo opuesto y sentir una alegría infinita por algo maravilloso que haya pasado en tu vida. Pero, internamente, en ambos casos puedes sentirte en paz. Sentirte en paz siempre es uno de los estados más avanzados de conciencia al que puedes acceder.

Sí, tu paz interior es tu responsabilidad, pero al mismo tiempo no es algo que tengas que conseguir, sino que es algo que ya tienes. Lo único que debes hacer, es dejar que sea. Dejar que salga a la luz algo que ya está en tu interior.

 

2. Entender Tu Voz Interior

 

Todos tenemos una voz dentro de nuestra cabeza que habla cuando no sucede nada. ¿Has probado alguna vez a oír tu voz interior? Te propongo un ejercicio muy sencillo. Quédate en silencio y sin hacer nada durante 10 segundos.

Cualquier cosa que hayas pensado durante estos segundos te lo habrá dicho tu voz interior.  Aprende a observarla desde fuera. Esto será fundamental para verte externamente cuando esa voz te hable. Esa voz puede que te diga cosas positivas, pero también hay veces que te susurra cosas negativas, sobre todo en momentos de ansiedad, dificultad o cuando estés atravesando por algún problema.

 

3. El Parásito del Dolor

 

Todos tenemos en nuestro interior una especie de parásito. El autor Eckhart Tolle lo llama el Cuerpo del Dolor. Es como si fuese una especie de bicho que en los momentos donde tenemos problemas se activa y es el causante de toda la tristeza de nuestra vida.

Todas las personas del mundo tienen este parásito alojado en su interior. No podemos hacer que desaparezca, pero sí podemos hacer algo increíble, aprender a entenderlo y a controlarlo.

La mayoría de la gente lo tiene prácticamente todo el tiempo en una especie de letargo, pero, en determinados momentos se despierta. Esos son los momentos donde nos sentimos decaídos por algún recuerdo triste, una disputa, algo que nos produce ansiedad, etc.

Cuando este parásito se activa tenemos que comprender que es el causante de nuestra tensión, estrés e infelicidad. La única forma de controlarlo es haciendo un gran trabajo de observación. Sólo de ese modo seremos conscientes de lo que sucede en ese momento y el porqué está ocurriendo para saber vencerlo.

Es muy importante que notes que no hay que resistirse a ese pensamiento negativo, sino que debes rendirte a él. Vencerlo, es rendirte, simplemente observándolo. Ese pensamiento negativo es algo que tú no puedes controlar, pero si puedes ser consciente al verlo desde fuera de que eso no eres tú. Ese es el principio para vencer cualquier momento complicado.

 

4. Gente de tu entorno

 

No es necesario que estés rodeado de alguien que te cause daño para que te sientas triste, puedes estar en soledad y que se active ese cuerpo del dolor. La ventaja de esto es que es mucho más sencillo de controlar porque puedes observarlo de forma más calmada al estar tú solo.

Todos somos muy distintos. Hay gente con cuerpos de dolor que casi no duermen y otras personas cuyo parásito está durmiendo prácticamente siempre. Pertenecer al primer grupo o al segundo dependerá de tu nivel de conciencia, de cuánto te entiendas y te conozcas a ti mismo.

¡Cuidado! Un parásito o cuerpo de dolor activo en alguien de tu entorno, va a querer activar el tuyo. ¿Te has fijado que hay personas que no paran de hablar de problemas cuando quedas con ellos? Y fíjate, incluso aunque tu estuvieses muy contento antes de ver a esa persona, después, es probable que te sientas triste y decaído, porque incluso tú has empezado a hablar de problemas con ella. ¿Por qué?

Lo que ha ocurrido aquí es que el parásito del dolor de la otra persona ha activado el tuyo. Esto no es culpa de la otra persona. Recuerda que controlar tu voz interior, y por lo tanto comprender tu parásito del dolor es cosa tuya.

Si te fijas bien, una de las causas por las que estamos tristes muchas veces es porque nos rodeamos de gente que está triste también. La gente de tu entorno afecta directamente en tu vida. Únicamente no es tristeza lo que puede producirte esa persona, sino que puede provocarte rabia, puede llevarte a un círculo de crítica hacia otras personas, podéis incluso llegar a discutir o insultaros. Todas estas situaciones tienen algo en común: los parásitos están extremadamente activos y, tanto tú como la otra persona, habéis dejado de ser, y vuestros parásitos se han apoderado de vuestro propio cuerpo. En ese momento os habrán arrebatado vuestra energía, felicidad y vida.

 

5. La Teoría de Rellenar Huecos

 

Algunas personas tratan siempre de rellanar huecos de su vida. Ya sean huecos temporales o huecos espaciales.

De vez en cuando, la gente acostumbra a rellenar huecos temporales con actividades que ni siquiera les gustan hacer o huecos espaciales con personas que ni siquiera les caen bien o, incluso, que les llenan de negatividad.

¿Te has parado a pensar porque sucede esto? Bien, algunas personas rellenan huecos temporales con cosas que no les gusta hacer por miedo a no tener nada que hacer, por no sentir esa sensación de vacío que ahoga. Y,  huecos espaciales con gente que ni siquiera son de su agrado por temor a la soledad.

Recommended Posts

Leave a Comment