12 trucos psicológicos que te ayudarán en la vida para hacerla más fácil

 In Trucos Psicológicos

La vida ya es complicada de por sí, por ello, ¿para qué hacerla más difícil? Hoy te voy a decir 12 trucos psicológicos que te ayudarán en la vida para hacerla más fácil. Hay ciertas actitudes que nos pueden facilitar la vida con creces y ayudarnos a lograr lo que nos proponemos. Toma nota y empieza a hacer tu vida diaria un poco más sencilla.

 

1. Pide Perdón cuando sea necesario

 

Cuando te disculpes con alguien, no digas simplemente un “lo siento” mejor di “siento haber hecho (esto)”. Cuando haces algo malo debes reconocerlo y hacérselo saber a las personas. Esto te creará una sensación de paz contigo mismo y con los demás.

 

2. Limita tus decisiones a un máximo de 3-4 opciones

 

A veces ante una decisión tenemos infinidad de opciones que nos paralizan a la hora de tomar la dirección correcta. Eso de “cuanto más mejor” puede funcionar para otros aspectos de la vida pero no para la toma de decisiones. Lo ideal sería que limitases tus decisiones a un máximo de 4 opciones. De esta forma podrás contemplar y meditar mucho mejor cada una de ellas y tomar una mejor decisión en consonancia, ahorrando además mucho tiempo en opciones que quizás no te lleven a ningún sitio desde el principio.

 

3. Cambia tu postura para confiar más en ti

 

La postura corporal dice mucho de nosotros, por ello, aquellas personas que ocupan mayor espacio vital transmiten una mayor confianza. Esto pasa porque nuestro lenguaje corporal influencia a nuestro cerebro. Camina con la cabeza alta y el cuerpo erguido y cuando te sientes hazlo también con cierta presencia.

 

4. Recuerda los nombres de los demás

 

Vale, es cierto que a veces vas a algún evento y te presentan a una docena de personas y te puede resultar un poco difícil recordar el nombre de todos pero, haz un esfuerzo de concentración y quédate con sus nombres uno a uno cuando te sean presentados. ¿Qué consigues con esto? popularidad, simple y llanamente. A todos nos gusta cuando alguien habla con nosotros y nos llama por nuestro nombre. Es un truco psicológico que puedes usar para hacer sentir más especial o darle importancia a tu interlocutor en una conversación de forma instantánea. Además, aumenta las probabilidades de que te quedes en la mente de esa persona.

 

5. Cuando estés nervioso, mastica chicle

 

Sí, tal cuál. Si tienes que hablar en público y te da pánico o te pones muy nervioso, haz este truco: mastica chicle para calmarte. Tu cerebro asociará esta acción con algo que no tiene ningún peligro para ti, por tanto te sentirás más relajado ante la situación que te produce nerviosismo.

 

6. Mantén la calma pase lo que pase

 

Perder los nervios ante una situación no nos lleva a ningún sitio, bueno me equivoco, nos lleva a quedar en ridículo ante los demás. Pongamos por ejemplo que tienes un problema con un compañero de trabajo y éste se enfada contigo y te grita. Si tú no le respondes de la misma forma y, en cambio, lo que haces es permanecer en calma, verás como empieza a sentirse avergonzado ante esta situación en la que ha perdido los nervios y se ha terminado comportando como un crío.

 

7. Confianza siempre

 

Cuando llegas a una fiesta o a algún lugar nuevo, lo que tienes que hacer es entrar con absoluta confianza. De esta forma no te quedarás en un rincón aislado si por casualidad no conoces a nadie.

 

8. Sonríete a ti mismo y a la vida

 

Las personas que son positivas y son capaces de sacar lo bueno de una situación o experiencia suelen tener mayor éxito en la vida. ¿Por qué? simplemente porque sonríen y no se dejan arrastrar cuando llega algo malo. Aceptan y afrontan la situación de la mejor manera para sobreponerse de ella, extrayendo lo positivo para incluirlo en su aprendizaje de vida.

 

9. No te dejes arrastrar por el estrés.

 

Estamos constantemente sumergidos en situaciones que nos cargan de estrés y minan nuestra energía. Replantéate esas situaciones que te producen estrés y libérate de ellas. De esta forma te sentirás mejor y alcanzarás una mejor calidad de vida.

 

10. Haz que lo que digas sea recordado

 

Sea más importante o menos lo que tengas que decir, recuerda que la forma en la que lo digas será la clave para que sea recordado. Posiblemente la gente no recordará lo que dijiste, sino cómo la hiciste sentir con lo que habías dicho.

 

11. Pide ayuda cuando sea necesario y ayuda a los demás

 

Esto es como un intercambio muy beneficioso para las personas. A veces pienso que estamos en una sociedad en la que la gente solo se preocupa por uno mismo y no tiene consideración con los demás. En los pequeños detalles está la diferencia y, realmente, podemos hacer mucho bien con una simple ayuda. Cuando pides ayuda a alguien y te ayuda, esa persona se siente muy bien consigo misma por haberte ayudado a resolver algo y, más aún si se lo agradeces y en el futuro tú también le ofreces tu ayuda.

 

12. Mira a los ojos

 

El contacto visual es una técnica para decir “aquí estoy yo”. Hay varios ejemplo: si alguien te está hablando y tú le estás mirando a los ojos, haces que esa persona se sienta importante con lo que está diciendo. Si por ejemplo estás hablando con alguien y esa persona tiene algo importante que decirte o incluso es algo delicado, si estableces contacto visual, intentará comunicarte ese algo de la mejor manera posible.

Recommended Posts

Leave a Comment