11 Estrategias para No Tener Miedo al Cambio (y Vencer el Miedo)

 In Mente

Afrontar el miedo al cambio en tu vida a priori puede ser chocante, algo a lo que no estás preparado para aceptar. Asumir el cambio nos cuesta, por eso en este post tienes unos valiosos tipspara saber cómo afrontar el miedo al cambio en tu vida

“No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio.” – Charles Darwin.

Cambiar es muy sano. Significa evolucionar, aprender y conseguir mejores resultados. Pero a veces cuando se avecina un cambio lo percibimos como una de las peores amenazas que pueda existir en el mundo.

Y sí, es cierto, a veces el miedo al cambio nos paraliza y nos hace querer estar en nuestro lugar de comodidad, enmascarados y ocultos tras la luz. Pero piensa por un momento que, si sigues haciendo lo que vienes haciendo hasta este momento, no vas a lograr obtener nada nuevo. ¿Es eso lo que quieres en tu vida? ¿No crees que te mereces dejar de tener miedo al cambio para mejorar?

El miedo al cambio es algo que todos hemos experimentado alguna vez. ¿Recuerdas ese momento en el que dejaste ese trabajo atrás? ¿O cuando esa relación con esa persona especial se terminó? Seguro que tuviste miedo al cambio. Y es normal. Pasar por situaciones nuevas o vivir cambios que llegan sin previo aviso es difícil. Adaptarse y vivir con ello a veces no es fácil. 

Tenemos miedo a cambiar de trabajo, aunque no nos haga felices, miedo a cambiar de ciudad, miedo a cambiar de amigos, aunque sabemos que esos que tenemos no nos convienen, miedo a evolucionar, miedo a ser mejores… No podemos dejar que esos miedos se adueñen de nuestra vida y la dirijan a su antojo. Tú puedes tener el control de tu vida. Vivir es cambiar, es estar en constante evolución, es tener ganas de ser cada día nuestra mejor versión. 

El cambio nos asusta. Por eso cuando vemos el peligro preferimos quedarnos donde estamos y no traspasar la barrera hacia el otro lado. Porque nuestro cerebro no está pensado para la felicidad, sino para la supervivencia. Salir de esos miedos que nos oprimen requiere de entrenamiento y esfuerzo. ¿Quieres comenzar a cambiar tu vida?

1. Entrena tu mente para el cambio

Porque, igual que el cuerpo se pone en forma con el deporte, la mente se puede ejercitar mediante retos que la hagan salir de su zona de confort. Sencillamente con hacer algo diferente cada día ya estarás entrenando tu mente para el cambio. Y no es algo demasiado complicado, simplemente con escoger otro camino para volver a casa, probar cocina de otros países, leer nuevos libros, etc, lo estarás haciendo. Rétate a diario a hacer algo nuevo que te sirva como antídoto frente al miedo. 

2. Mira el cambio como una oportunidad de superación

Como si se tratase de una máquina o un objeto que con el paso del tiempo o el uso se queda obsoleto, nosotros también lo hacemos si no cambiamos y mejoramos. Y es que, si no lo hacemos, el mundo avanzará y nosotros nos quedaremos atrás. Así que lo mejor es coger el cambio como una oportunidad para progresar en nuestra vida y ser cada día mejores.

Puede que te parezca común esta idea. Pero si quieres avanzar de forma potente y contundente en tu vida vas a empezar a tener que hacerte adicto a una cosa: “Estar cómodo estando incómodo”. Es decir, que lo nuevo, sea algo que viene habitualmente en tu vida. Y no sólo que viene, sino que lo buscas. No te mantengas siempre haciendo lo mismo y busca siempre maneras de innovar tanto en tu vida personal como profesional.

3. Deja atrás para poder ir hacia adelante 

Si quieres progresar en la vida, tienes que ser consciente de que muchas veces vas a tener que dejar atrás ciertas cosas para que entren a tu vida otras nuevas.Aunque generalmente los cambios impliquen pérdidas, no tiene porqué ser así, no implica que no haya cambios positivos en tu vida. Al principio deberás pasar por un periodo de adaptación, pero poco a poco verás como vas encontrándote bien con el nuevo cambio.

Cuando cambias es normal que vayas dejando atrás a personas que no aportan demasiado a tu vida, pero eso no quiere decir que sea malo, sino que es un cambio necesario para que vengan personas nuevas. Quizás conocer a otra gente te aporte cosas maravillosas. Es algo normal que está dentro de nuestra evolución como seres humanos.

Del mismo modo ocurre con los pensamientos que mucha gente acarrea a lo largo de su vida. Vivir todo el tiempo sin ser capaces de dejar atrás las situaciones del pasado, acumulando más y más cosas no es sano, es una pesada carga que tiene que soportar la mente. Nuestros recuerdos del pasado son maravillosos, son esos pensamientos que tenemos del pasado los que crean el problema y se convierten en una carga sin sentido que no nos deja girar el timón hacia otro lado. Eckhart Tolle decía que: “No hay nada que haya sucedido en el pasado que nos impida estar en el presente; y si el pasado no puede impedirnos estar en el presente, ¿qué poder puede tener?”

4. Se consciente de que la vida es cambio y sin él no hay mejoras

La vida es un constante cambio y, aunque no lo quieras asumir, tú mismo/a estás cambiando. Tus células se renuevan a diario y pasarás por diferentes etapas a lo largo de tu existencia. Aunque no busques tener cambios en tu vida, ellos te van a encontrar a ti. 

Sin cambios no hay mejoras y son aquellos que se atreven a cambiar cosas los que consiguen sus metas. Esa es la clave del éxito, intentar hasta conseguir y si algo sale mal, tener la capacidad de cambiar la forma de actuar.

Muchos científicos no se dieron por vendidos y fueron capaces de hacer grandes descubrimientos gracias a su actitud inconformista. Hablamos de científicos cuyos descubrimientos no se lograron a la primera e incluso surgieron por azar. Es el caso de Wilhelm Conrad Röntgen quien se encontraba haciendo experimentos con rayos catódicos cuando descubrió los conocidos Rayos X que le hicieron ganar el premio Nobel de Física en 1901 o de Alexander Fleming con el descubrimiento de la penicilina por un simple despiste. 

5. El Miedo es Algo Extraordinario (Alégrate Cuando Tengas Miedo)

Ante un cambio en el que la incertidumbre actúa como protagonista, es normal que tengas miedo. Cambiar nos da miedo y si no sabemos si ese cambio será para mejor o para peor, ese miedo aumenta. Cuando cambiamos algo en nuestra vida tendemos a pensar que estamos perdiendo identidad, que dejaremos de ser nosotros mismos o que nuestra vida será a partir de ese momento completamente distinta. ¿Y si es distinta qué? Si estás leyendo esto es por qué quizás necesites un cambio en tu vida, algo que te haga renacer. Solo si te arriesgas vas a poder vivir la vida que tú quieres. 

Cuando tu vida está dirigida por el miedo, tienes todas las de perder. Te bloqueas, tienes la sensación de querer salir corriendo y al final te das cuenta de que no estás persiguiendo tus sueños porque llevas al miedo como compañero de viaje. Es difícil huir del miedo pero si reflexionas y analizas cuáles son tus miedos podrás saltar e ir más allá de tu zona de confort y así alcanzar una vida mejor. ¿Qué es lo que quieres? ¿Vivir siempre en el mismo punto y con miedo a todo lo que pueda suceder en tu vida? Así no vas a conseguir nunca tus sueños, permanecerán dormidos o peor aún, verás como gente de tu alrededor cumple las metas que tu tienes. 

6. No Cambies Tu Actitud si Quieres una Vida Normal. Cambia sólo si quieres una Vida Increíble

“Cada día me miro en el espejo y me pregunto: Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy? Si la respuesta es NO durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo.” – Steve Jobs.

Es clave modificar la manera en la que miramos los cambiosy empezar a verlos como cosas positivas que llegarán a nuestra vida. Muchas veces cuando nos proponen un cambio o cuando directamente ese cambio nos toca a la puerta pidiendo que le abramos, es normal que lo primero que pensemos sea un “no quiero cambiar” o “¿por qué tendría que cambiar?” Si tan solo cambias de actitud verás como cosas buenas van a llegar a tu vida. Solo tienes que arriesgarte.

7. Construye una autoestima a prueba de balas

Llegar a sentirte cómodo/a con los cambios que sucedan en tu vida requiere de confianza y autoestima. Tener un buen nivel de autoestima te ayudará a afrontar más fácilmente un proceso de cambio. Si huyes de los miedos o problemas, éstos te persiguen, no te puedes librar y más pequeño te haces. Y es que nuestra autoestima o confianza crece exponencialmente cuando afrontamos nuestros miedos. No dudes. Cuando te enfrentas a eso de lo que huyes te haces mucho más fuerte. Ve de frente y conquistarás el mundo.

8. Paso a paso

Haz los cambios poco a poco. Las cosas cuando se hacen con prisa se hacen mal o acaban por no materializarse. No quieras cambiar todo en tu vida de la noche a la mañana. Mejor dosifica un poco los cambios que quieras hacer para afrontarlo uno a uno con calma.

Es la consistencia la que te llevará a conseguir el cambio que deseas. Pongamos un ejemplo, ir al gimnasio durante 9 horas no te va a poner en forma, sin embargo, hacer ejercicio 20 minutos al día sí que lo hará. Por eso mismo, cuando quieras hacer un cambio en tu vida lo mejor que puedes hacer para lograrlo es ser consistente, día tras día sin rendirte.

9. Acepta lo que ocurra

Ocurra lo que ocurra en tu vida, acéptalo. La mayoría de los acontecimientos que nos pasan no podemos controlarlos, así que mejor aceptar lo que viene y seguir mirando hacia delante. Confía en que todo saldrá bien. Al final, de todo se sale, mejor o peor, pero finalmente se sale. Posiblemente lo que te agobiaba hace unos años ahora lo veas como algo que no tenía tanta importancia. Ya has llegado hasta aquí y puede que hayas tenido que sortear unas cuantas situaciones difíciles y varios cambios en tu vida, ¿Por qué no vas a poder afrontar ahora un nuevo cambio para mejorar tu vida?

Tu aceptación de lo que ocurra te lleva a un nivel más profundo, donde tanto tu estado interno como tu sentido del yo no dependen ya de que la mente juzgue lo que llega a tu vida como bueno o malo. Simplemente cuando aceptas un momento como es, puedes llegar a sentir dentro de ti paz. Y esa paz de fondo que llevas dentro de ti va a permanecer inmutable sean cuales sean las condiciones externas. 

10. Crea hábitos

Si algo te da miedo crea un hábito y repíteloconstantemente hasta convertirlo en algo natural. Por ejemplo, si te da miedo hablar en público lo mejor que puedes hacer para que se te quite es comenzar poco a poco a hablar más en público, de esa forma verás como progresivamente te vas sintiendo más cómodo/a y no sientes pánico al exponerte ante personas que no conoces. Y es que crear un hábito te hace sentirte más seguro/a para ir afrontando cambios.

11. Encuentra argumentos

Encuentra aquello que te de fuerza para continuar y afrontar de mejor manera el cambio. Busca tu razón de peso para querer dar un giro a tu vida y mejorar. Quizás tengas hijos, padres que han luchado toda la vida por ti, amigos que te impulsan a ser mejor persona. Sea lo que sea, en tu vida seguro que tienes un buen motivo por el que querer afrontar el miedo al cambio.

“El rango de lo que pensamos y hacemos está limitado por aquello de lo que no nos damos cuenta. Y es precisamente el hecho de no darnos cuenta que no nos damos cuenta lo que impide que podamos hacer algo para cambiarlo. Hasta que nos demos cuenta de que no nos damos cuenta, seguirá moldeando nuestro pensamiento y nuestra vida.” – Ronald Laing.

Si deseas mejorar tu vida personal y profesional accede a NÚCLEO, tu primer curso de desarrollo personal a través de este enlace.

Prepárate para que de comienzo un increíble viaje hacia una vida extraordinaria aplicando no sólo los mejores trucos de estilo de vida, sino que también vas a contar con los mejores recursos para hacer un cambio que mejore tu vida y te permita alcanzar el éxito. Si te gustó este artículo, Núcleo es el siguiente nivel, pasa a formar parte de la familia de Secretos de la Vida accediendo de forma gratuita a través de este enlace, que estará disponible por tiempo limitado.

Sí, quiero ser parte de Núcleo.

Recommended Posts

Leave a Comment